Sponsored Article

Secretos para tener una cocina y un baño más limpios

Set Text Size SmallSet Text Size MediumSet Text Size LargeSet Text Size X-Large
Share
Updated: 11/08/2013 10:13 am

(BPT) - En la lucha por el título de espacio más lleno de bacterias en una casa, las cocinas y los baños ocupan el primer lugar. También son las habitaciones más usadas, particularmente en los meses de verano. Tomando en consideración que una bacteria microscópica puede reproducirse hasta en 8 millones en menos de 24 horas, según WebMD, es hora de adoptar un método efectivo para mantener la limpieza en el hogar.

Usted puede mantener su baño y cocina relucientes con unas medidas sencillas.

1. Fregaderos y grifos

Durante un estudio reciente realizado por NSF International en el 2011, el fregadero de la cocina ocupó el segundo lugar entre los sitios abundantes en bacterias. Un dato particularmente inquietante, cuando se piensa en las veces que se usa para lavarse las manos, los productos agrícolas, o para preparar las comidas.

Debido a que las zonas con alto grado de humedad como las cocinas y baños son caldos de cultivo para el crecimiento de microbios, es importante limpiarlos frecuentemente con desinfectante. Pero también puede llevar su lucha a un nivel superior con grifos modernos creados específicamente para inhibir la proliferación de microbios dañinos en el revestimiento de un grifo. Moen cuenta con protección antimicrobiana Microban(R) adicional en el acabado de sus grifos de baño Ashville, y sus grifos de cocina Walden, disponibles exclusivamente en The Home Depot. La tecnología Microban es una protección antimicrobiana incorporada, que les proporciona a los productos un nivel añadido de protección contra las manchas y el olor que provocan las bacterias. La tecnología Microban se creó para trabajar continuamente, incluso entre sesiones de limpieza, y no se deslavará ni se desgastará con el uso normal, lo cual implica el mantenimiento de la limpieza y durabilidad en el acabado del grifo.

2. Paños de cocina y esponjas

Si bien todos usamos esponjas y paños en la cocina y el baño con propósitos de limpieza, los mismos se convierten en cómodos habitáculos donde habitan y proliferan las bacterias. Y usted los usa diariamente para la limpieza de superficies, platos, e incluso las caras de sus hijos. Entonces, ¿cuál es la solución más simple?

Sustituya las esponjas de cocina todos los meses, o antes si comienzan a desgastarse o a oler raro. Dos veces por semana, humedezca la esponja y caliéntela en el horno microondas durante dos minutos a potencia máxima. Incluso si la esponja parece limpia, puede estar repleta de bacterias. El horno microondas hace un trabajo efectivo en la eliminación de microbios ocultos. Según la revista Journal of Environmental Health, este método de limpieza de las esponjas acaba con el 99 por ciento de las bacterias, incluyendo la E. coli.

En cuanto a los paños, sustituya los usados por limpios de una a dos veces por semana. Lávelos con otros artículos de tela como toallas de baño, usando detergente y agua caliente. Si usa un paño para limpiar las superficies contaminadas como tablas para cortar o encimeras donde se procesaron carnes crudas, coloque inmediatamente los paños sucios en el cesto de ropa para lavar. Algunas personas usan trapos de diferentes colores en la cocina: uno para las encimeras y otros trabajos sucios, y otro para las manos y caras que los niños se ensucian a la hora de comer.

3. Superficies de uso frecuente

No hay duda alguna de que usted trata de limpiar encimeras y grifos para eliminar los contaminantes, pero ¿y qué hace con otras superficies? Existen sitios menos conocidos donde se refugian los microbios, como los receptáculos de los cepillos de dientes, los tazones para la comida y el agua de las mascotas, los depósitos de café y los botones del fogón. Limpie esas superficies una vez a la semana con desinfectante.

En cuanto al baño, reduzca la propagación de bacterias cerrando la tapa del inodoro antes de descargar. Esto impide que escapen las gotas minúsculas del agua contenida dentro de la taza y se depositen en otras superficies. También es buena idea limpiar la taza y el asiento de la misma regularmente.

Como la cocina y el baño son sitios de tráfico intenso, le interesará mantener a sus familiares lo más libres de bacterias posibles, así como la limpieza de las superficies. Estos consejos simples le ayudarán a reducir esos microbios minúsculos y dañinos, y lograr que su hogar esté limpio y ordenado.

Share
Inergize Digital This site is hosted and managed by Inergize Digital.
Mobile advertising for this site is available on Local Ad Buy.